Cuidados de la piel del hombre

Cuidados de la piel del hombre

La piel del ser humano es el órgano más grande del cuerpo. Tiene una superficie aproximada de 2 metros cuadrados y un peso de 5 kg. Nos protege de agentes externos (frío, calor, polución…) y hace de vehículo de unión con el exterior (sentido del tacto). Su grosor varía desde 0,4 mm (párpados) hasta 4 mm (talones) y sí, la piel de los hombres es diferente a la de las mujeres. En este post hablaré de las diferencias entre ambas y os explicaré por qué su cosmética debe de ser específica.

El hombre, debido a su morfología tiene una piel más gruesa que la de las mujeres, concretamente un 25% más. Es por esto que se hace más fuerte, tensa y firme. Su envejecimiento es más tardío, pero sus arrugas se ven más pronunciadas, marcadas y profundas con una flaccidez más acentuada. Su piel tiene una secreción sebácea mayor en todas las etapas de su vida (piel grasa) debido a la presencia de andrógenos (hormona sexual masculina). Además debemos añadir que el hecho del afeitado diario, en algunos casos, les produzca mayor sequedad, picor, ardor y tirantez.

Los cuidados necesarios para mantener su piel en buenas condiciones no sería muy diferente a la de las mujeres: un limpiador jabonoso que limpie en profundidad el exceso de grasa; una espuma o gel de afeitado que ablande la barba; un tratamiento post afeitado calmante y descongestivo; una crema facial para pieles grasas seborreguladora; un protector solar elevado (igual que las mujeres) y un contorno de ojos para prevenir las arrugas.

Pero, ¿cómo deben de ser sus cosméticos?:

  • Libres de aceites y a ser posible seborreguladores.
  • Hidratantes, tanto los limpiadores en gel como las cremas.
  • Nunca nutritivos, ya que aportan grasa. El único aceite recomendado es el de jojoba por ser regulador del sebo.
  • Reafirmantes a partir de los 30.

El hecho de tomar zumos de verduras frescas ayudaría mucho al rejuvenecimiento facial en este tipo de pieles, por el aporte de vitaminas y antioxidantes de alta calidad. Por supuesto, no puede faltar el zumo de zanahoria, rica en vitamina A, muy importante para prevenir el envejecimiento.
Como último consejo os recomiendo realizar una exfoliación semanal para ayudar a la piel a renovarse y así favorecer la acción de los ingredientes cosméticos diarios.

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *