La higiene facial. Los limpiadores

La higiene facial. Los limpiadores

Los cuidados de la piel empiezan por la higiene diaria, pero escoger el limpiador que más nos convenga no es tarea fácil. Hay muchos tipos en el mercado, distintas texturas y formatos que nos pueden confundir a la hora de comprar. En este post os voy a explicar para qué tipo de piel sirve cada uno de ellos y en qué se diferencian del resto.

  • Crema limpiadora: Su textura, como bien dice su nombre, es en crema. Limpia las pieles sensibles y secas en profundidad sin alterar la protección natural de la piel. Algunas hay que emulsionarlas con agua para aplicarlas con movimientos circulares y luego aclarar con agua abundante.
  • Leche limpiadora: A diferencia de la crema, sólo cambia su textura, es mucho más ligera puesto que lleva más agua en su composición. Además es apta para todas las pieles excepto las grasas. Se trabaja con movimientos circulares sobre todo el rostro y se aclara con abundante agua.
  • Leche + tónico en un sólo producto: Idéntica a la anterior pero con tónico en su formulación. Ideal para las que sois perezosas y queréis tenerlo todo en uno. De todos modos yo lo desaconsejo, puesto que cada uno de los productos por separado funciona mejor.
  • Mousse: Con su textura en espuma, limpia las pieles normales y mixtas dejando una sensación muy fresca en la piel. Hay que humedecer previamente el rostro antes de aplicarla. Se trabaja con movimientos circulares y se aclara con agua.
  • Gel limpiador: El producto favorito para las que tenéis la piel mixta/grasa, ya que arrastra la suciedad, el exceso de grasa e impurezas de una forma muy efectiva. Deja la piel muy fresca y purificada. Se aplica igual que la anterior.
  • Agua micelar: Este producto es todo en uno, limpia y tonifica la piel sin necesidad de aclarado. Contiene en su formulación unas sustancias llamadas «micelas» que son las encargadas de absorber la suciedad e impurezas del rostro. Indicado para todo tipo de pieles, incluso las más sensibles. Empapamos un algodón con el producto y lo pasamos suavemente por todo el rostro y cuello, esperamos a que seque y ya está.
  • Jabón en pastilla: Aquí se abre un abanico de posibilidades para las que sois más clásicas y tradicionales. La función de cada jabón depende de los ingredientes del mismo. Los hay con caléndula (pieles sensibles), con karité (pieles secas), con azufre (pieles grasas), con leche (pieles deshidratadas), y un largo etc. La forma de usarlo es como un jabón normal.
  • Bifásicos: Son los mejores para desmaquillar productos resistentes al agua (watherproof). Como su textura es oleosa, limpia con suavidad sin irritar. Son aptos para todo tipo de pieles, en especial el contorno de los ojos. Hay que agitar vigorosamente el producto para que se mezclen las dos fases y aplicar sobre un algodón que pasaremos suavemente sobre la piel de los ojos. No necesita aclarado y no engrasa.

Todos estos productos debéis trabajarlos sobre cara, cuello y escote evitando el contorno de los ojos, a excepción de los bifásicos.

Espero que este artículo os ayude a elegir el limpiador adecuado para cada una de vosotras.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *