Conoce los tipos de exfoliantes y cómo actúan

Conoce los tipos de exfoliantes y cómo actúan

Existen una gran variedad de exfoliantes en el mercado adaptados a cada tipo de piel y a sus necesidades, desde los que actúan de forma más superficial a los que actúan de una forma más profunda.
Para entenderlo mejor primero debemos conocer las tres capas que forma nuestra piel:

  • Epidermis. Es la capa más externa, compuesta de células muertas.
  • Dermis. Capa formada por células vivas.
  • Hipodermis. La capa más interna, formada por células grasas y vasos sanguíneos.

Por lo tanto, existirán exfoliantes que actúan a nivel de la epidermis, mientras otros pueden llegar a actuar en la dermis. Veamos pues los distintos tipos de exfoliantes explicando sus acciones y aplicaciones en cada caso.

Los exfoliantes se dividen en tres clases, dependiendo de la forma en la que actúan:
Físicos

Aplicados en todo tipo de pieles, sobre todo en las más gruesas y resistentes. Deben ser utilizados bajo supervisión médica ya que la piel necesita un tiempo de recuperación. La frecuencia de aplicación la determinará el especialista que la realice.

  • Láser: Se trata de una exfoliación muy profunda que requiere anestesia tópica.
  • Crioterapia: Por aplicación de frío extremo, que al igual que la anterior es muy profunda pero mejor tolerada y sin necesidad de anestesia.

Químicos

La mayoría actúan en la capa superficial de la piel (epidermis) favoreciendo la eliminación de células muertas. Deben ser aplicados por un especialista.

  • Enzimáticos: Aptos para pieles sensibles. Su textura en crema y sin gránulos se aplica como una mascarilla, luego se masajea, se deja actuar unos minutos y se aclara posteriormente con agua tibia. La piel no necesita tiempo de recuperación puesto que el poder exfoliante es mínimo.
  • Ácidos: Su formulación es mucho más compleja que el anterior, así como su uso y aplicación. Realiza una exfoliación más profunda que varía según la concentración de los ácidos, pudiendo llegar hasta la dermis. Se utiliza en pieles gruesas y maduras para eliminar manchas, marcas de acné, cicatrices y pequeñas arrugas, desaconsejándose en pieles sensibles. Con esta exfoliación profunda la piel se llena de agua y nutrientes favoreciendo así su hidratación y firmeza. Su frecuencia de uso varia según el tipo y concentración de ácidos utilizados.

Mecánicos

Son los más utilizados por todas nosotras, puesto que no se necesita de ningún profesional que los aplique. Indicado para todo tipo de piel ya que su exfoliación es superficial y no necesita tiempo de recuperación.

  • Scrub o de arrastre: Formados por micro-gránulos que varían su grosor según la zona de aplicación (más gruesos en corporal y más finos en facial). Se utilizan realizando movimientos circulares con los dedos sin presionar y se retiran con agua templada.
  • Gommage: Su textura en crema o gel se aplica fácilmente utilizándose como una mascarilla. Luego se deja secar y se retira friccionando con los dedos como si de una goma de borrar se tratase (de ahí su nombre).

Como veis existen muchos tipos, texturas y aplicaciones. Mi consejo es que habléis siempre con un profesional que os recomiende el que mejor convenga a vuestro tipo de piel.

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *