Presume de bronceado en Fin de Año

Presume de bronceado en Fin de Año

Ya estamos en Diciembre y con él comienzan los preparativos de las próximas fiestas: las compras de los regalos, pensar en el menú de las cenas, en la decoración de la casa, el vestido de Fin de Año… ¡Pero se nos olvida una cosa! desde que se terminó el verano y no hemos vuelto a tomar el sol, nuestra piel ha perdido por completo aquel bonito bronceado. Por eso hoy voy a contaros lo que podéis hacer para volver a conseguirlo.

Comenzaremos hidratando bien la piel, bebiendo mucha agua (1,5-2 l diarios) y aplicando una buena crema hidratante siempre después de la ducha. Ésto debéis hacerlo todo el año, pero para las que sois más perezosas os recomiendo comenzar por lo menos una semana antes del día de Fin de Año.

Una vez que ya tenéis la piel en buenas condiciones de hidratación es el momento de exfoliarla. Este paso es muy importante para que el autobronceador no nos quede a manchas y también para que cuando se vaya eliminando lo haga de forma progresiva.

Un exfoliante de arrastre (con bolitas) antes de la ducha sería la mejor opción, y para ello debéis utilizarlo con movimientos circulares y ascendentes ejerciendo un poco de presión, insistiendo en talones, rodillas y codos.

Ahora que nuestra piel está libre de impurezas procederemos con la aplicación del autobronceador. En vuestra perfumería habitual encontraréis una gama muy amplia (cremas, geles, espuma, bruma o spray y hasta toallitas), pero si no tenéis experiencia aplicándolo yo os recomiendo las cremas o geles porque son más fáciles de extender disminuyendo así la posibilidad de manchas. Si queréis podéis utilizar guantes para que no se os tiñan las palmas de las manos, y recordad aplicarlo siempre sobre la piel limpia y seca.
Una vez que hayáis terminado, esperad unos minutos antes de vestiros y recordad que no podréis ducharos ni sudar excesivamente en las próximas ocho horas.

La frecuencia de aplicación es muy sencilla. Para empezar usadlo tres días consecutivos para subir el color y luego en días alternos para mantenerlo. Si utilizáis un autobronceador progresivo lo podéis aplicar todos los días sin problema, comenzando una semana antes del día del evento para que el bronceado se vea bonito y en todo su esplendor.

Para todas aquellas que no tengáis tiempo, existe otro método más rápido, aunque menos económico (una sesión de cuerpo entero ronda los 30€), que se realiza en centros de belleza y bronceado en una sola sesión. Consiste en el llamado «bronceado de caña de azúcar» o «bronceado con aerógrafo». Primero se aplica el exfoliante y luego se pulveriza el autobronceador con un aerógrafo. Igualmente no podéis ducharos en las siguientes ocho horas y debéis hidrataros la piel a diario para que el bronceado sea uniforme y duradero.

Sólo me queda deciros que si seguís estos consejos seguro que estaréis guapísimas con cualquier vestido que os pongáis para las cenas de Nochebuena y Fin de Año.

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *