¿Cómo cuidar mi piel si estoy embarazada? Parte I

¿Cómo cuidar mi piel si estoy embarazada? Parte I

El hecho de estar embarazada no implica no poder cuidarte para sentirte guapa y lucir una piel sana, sólo debes tener cuidado con ciertos productos (puedes leer más información sobre este tema en el artículo «Cosméticos a evitar si estás embarazada»).

Como ya sabrás, el embarazo es una «explosión» de hormonas que alteran todo tu organismo y eso se ve reflejado en tu piel. Para cuidarla utiliza productos naturales que carezcan de componentes químicos, evitando así que puedan llegar a tu bebé.

A continuación te contaré cómo debes cuidar cada parte de tu cuerpo de forma sana y sin renunciar a estar guapa.

El rostro
En algunas ocasiones la piel de la cara se altera por causas hormonales con una secrección sebácea excesiva produciendo acné. Para tratarlo sé minuciosa en tu higiene diaria limpiándote la piel dos veces al día (mañana y noche) con un limpiador suave. Procura no tocarte las espinillas, ya que éstas infectarán el resto de la piel produciendo más, y utiliza una crema hidratante que no aporte grasa (acuérdate que debes evitar las cremas antiedad que contienen retinol).

Protégete la piel con un protector solar de índice alto (+50). No existe riesgo ninguno para tu hijo en que hagas esto, puesto que el protector solar actúa en las capas más externas de la piel sin llegar al torrente sanguíneo. Además tu piel lo agradecerá porque así evitarás las posibles manchas que te puedan aparecer durante el embarazo.

El cabello
Al igual que ocurre con la piel, el cuero cabelludo también sufre un exceso de grasa. Para controlarla utiliza un champú seborregulador libre de sulfatos.

En cuanto a la coloración, sí puedes teñirte el cabello. Sólo debes evitar los tintes progresivos con efecto acumulativo (como los tintes utilizados para hombres) porque contienen sales de plomo y pueden afectar negativamente en la salud del bebé.
Otra opción es ponerte mechas, ya que el producto no está en contacto directo con el cuero cabelludo.

Si quieres saber más sobre cómo cuidar tu piel si estás embarazada nos vemos en la próxima publicación con la segunda parte (abdomen y piernas).

Etiquetas:

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *