El mejor aceite anticelulítico hecho por ti

El mejor aceite anticelulítico hecho por ti

En ocasiones pensamos que el hecho de invertir mucho dinero en una crema anticelulí­tica nos aportará muchos beneficios y obtendremos muy buenos resultados, aunque la realidad no siempre es así, ya que utilizar un buen aceite hecho con ingredientes naturales puede resultar tan efectivo y más económico que cualquier crema que podamos comprar.

Hoy quiero contaros cómo elaborar en vuestra casa uno de los productos más efectivos que he utilizado para la celulitis. Se trata de un aceite anticelulí­tico muy potente que lleva los siguientes ingredientes:

  • 200 ml de aceite de almendras dulces (si quieres, la mitad puede ser de oliva, aunque yo recomiendo todo de almendras dulces porque penetra más y se absorbe mejor)
  • La piel de 1 limón y 1/2
  • 2 ramas de canela troceadas, aunque si lo prefieres, puedes utilizarla en polvo. En ese caso necesitarás la medida de una cucharada sopera rasa
  • 1 cucharadita de pimienta negra molida (opcional)
  • 10 gotas de aceite esencial de ciprés (de venta en herbolarios)
  • 10 gotas de aceite esencial de enebro (de venta en herbolarios)
  • 10 gotas de aceite esencial de lemongrass (de venta en herbolarios) o limón
  • 10 gotas de aceite esencial de naranja (de venta en herbolarios)
  • 1 cucharada de aceite de germen de trigo (de venta también en herbolarios) que actuará como conservante natural
  • Un tarro de cristal
  • Una cuchara de madera
  • Un colador de tela

Para elaborar este aceite sigue los siguientes pasos:

  1. Esteriliza el tarro de cristal con su tapa hirviéndolo en una olla durante 5 minutos.
  2. Una vez esterilizado el tarro, introduce en su interior el aceite de almendras dulces.
  3. Incorpora la piel del limón, la canela y la pimienta.
  4. A continuación remueve con una cuchara de palo para que se mezclen bien todos los ingredientes.
  5. Cierra bien el tarro de cristal y déjalo macerar en el interior de un armario entre 15 y 20 días (también lo puedes guardar en la nevera) alejado de la luz natural. Recuerda que durante ese tiempo debes agitar el tarro al menos una vez cada dí­a para que el aceite se vaya beneficiando de las propiedades de todos los ingredientes.
  6. Pasado ese tiempo fíltralo con un colador de tela (si no lo tienes puedes utilizar uno normal colocando sobre él 2 gasas de tela esterilizadas). Ten paciencia ya que, el paso del aceite es muy lento.
  7. Seguidamente añadimos el aceite de germen de trigo que actuará como conservante natural y removemos todo bien con una cuchara de palo.

A partir de este momento el preparado ya estaría listo para su uso, por lo que podrías utilizarlo sin ningún tipo de problema (os recuerdo que las embarazadas debéis utilizarlo así para evitar el uso de aceites esenciales contraindicados), aunque yo he querido reforzarlo con los aceites esenciales listados anteriormente para hacerlo más efectivo. Por lo tanto, si estás embarazada, o no quieres incrementar el coste del producto, o no tienes tiempo, o simplemente no te apetece, sáltate los dos siguientes pasos, aunque si por el contrario decides aumentar sus efectos, continúa leyendo…

8. Luego añade los aceites esenciales uno por uno y remueve de cada vez con la cuchara de madera para que se mezclen bien.
9. Para finalizar, pon el aceite que has preparado en un frasco dosificador, de esta forma te resultará más fácil su aplicación.

Ten en cuenta que los aceites esenciales son fotosensibles, esto quiere decir que hasta pasadas 10 horas desde su aplicación no debe darte la luz del sol en esa zona, ya que pueden salirte manchas en la piel. Por lo tanto, te recomiendo que lo utilices sólo por las noches con un masaje enérgico sobre la zona a tratar hasta su absorción. Recuerda utilizar poca cantidad de cada vez para así­ aprovechar mejor sus propiedades.

Sé que es un aceite que requiere mucho tiempo de preparación, pero merece la pena por lo económico, natural y efectivo que resulta a largo plazo. Lógicamente, no esperes milagros. Tu celulitis no desaparecerá de la noche a la mañana sólo por el simple hecho de usarlo. Si eres constante en su aplicación, te ayudará a disminuir en un alto grado la piel de naranja, pero si realmente deseas potenciar sus efectos, recuerda siempre tener una alimentación equilibrada y realizar algún tipo de deporte. Por otro lado, su aroma relajante y agradable te encantará debido a la mezcla de aceites esenciales y al macerado de la canela y el limón.

En definitiva, tu piel estará nutrida, hidratada y la celulitis más alisada.

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *