Luce una piel bonita antes y después de depilarte

Luce una piel bonita antes y después de depilarte

Posiblemente nunca te habías planteado el hecho de tratar tu piel antes y después de depilarte, pero debes pensar que es un gesto básico para que ésta luzca sana y bonita. Como la depilación resulta un tanto agresiva, quiero darte unos consejos básicos y sencillos para que mimes tu piel los días previos y posteriores a este tratamiento.

Si tu método de depilación es la cera, prepara la piel de la siguiente manera:

  • Exfolia la piel al menos dos veces por semana (si eres de piel sensible realízalo sólo una vez) y hazlo entre sesiones de depilación. Puedes utilizar una crema exfoliante o, si lo prefieres, un guante de crin. Si optas por la última opción, hazlo en la ducha con la piel húmeda y de forma suave, ya que este tipo de guantes suelen ser demasiado fuertes para una piel delicada.
  • Limpia la zona a depilar con un jabón suave de pH neutro, eliminando de esta forma restos de cremas y toxinas que haya sobre la piel.
  • Evita tomar el sol (ya sea natural o rayos UVA) e ir a la sauna el día antes de depilarte porque tu piel puede estar más sensible de lo habitual.
  • Observa la longitud del vello y recuerda que debe poder cogerse con unas pinzas de depilar, ese será el tamaño ideal.
  • También debes observar tu piel por si tienes lunares grandes y brotes de dermatitis o psoriasis. Si es así házselo saber a la esteticista para que evite aplicar cera en esas zonas. Igualmente si tienes heridas o quemaduras cúralas antes de depilarte.
  • No te apliques ningún tipo de crema o aceite sobre la zona que te vas a depilar para que la cera tenga mejor agarre y arranque el vello de raíz.

Una vez terminada la depilación también es importante que cuides tu piel en los días posteriores a la misma. Para ello sigue los siguientes pasos:

  • Elimina los restos de cera que te hayan podido quedar con un algodón empapado en aceite corporal, como por ejemplo de almendras.
  • Dúchate con el agua lo más fría posible para ayudar a cerrar los poros.
  • Hidrata la piel con una crema o aceite calmantes, al menos dos veces durante el primer día posterior a la depilación.
  • Si te ha quedado algún pelito, espera al día siguiente de la depilación (una vez que la piel se haya relajado) para quitarlo.

Otro método por el que puedes optar es la fotodepilación (puedes informarte de éste y demás métodos en el artículo «Métodos de depilación. Verdades y mentiras»), la cual requiere unos cuidados previos específicos:

  • No debes tomar medicamentos, y si lo haces porque no te ha quedado más remedio, indícale el nombre del mismo a la esteticista para que compruebe si es fotosensible, evitando así posibles reacciones y manchas posteriores en la piel.
  • No tomes el sol al menos una semana antes de la sesión.
  • Lleva la zona a depilar limpia y seca.
  • Evita las cremas anticelulíticas al menos un día antes de la sesión.

Durante la fotodepilación puedes notar una sensación de frío/calor si eres muy sensible al dolor. Para aliviar este efecto, puedes aplicarte, sólo en la zona, una crema anestésica local una hora antes del tratamiento (se llama Emla y la puedes encontrar en farmacias). De todas formas, mi recomendación es que lo consultes con tu esteticista.

Una vez terminada la sesión debes tratar tu piel de la siguiente manera:

  • Evita tomar el sol entre diez y quince días después de la sesión.
  • Utiliza una crema corporal regenerante dos veces al día durante la semana posterior al tratamiento.
  • Deja que el vello caiga por sí solo y no intentes arrancarlo con ningún otro método de depilación.

Si decides depilarte con electrolisis o depilación eléctrica prepara la piel de la siguiente manera:

  • Exfolia previamente la zona de una a dos veces por semana, liberando la piel de células muertas para que la aguja entre en el poro sin dañarla.
  • Mantén la zona lo más hidratada posible.

Como este método es muy agresivo para la piel debes tratarla con mucho mimo los días posteriores.

  • Sigue hidratando la piel y aplícate una crema regenerante (tipo Halibut) dos o tres veces al día durante la semana posterior.
  • Aplícate un protector solar de índice alto antes de salir a la calle aunque no haga sol o no sea verano.
  • Evita los maquillajes porque pueden llegar a infectar la piel.
  • Utiliza ropa holgada y de tejidos naturales como el algodón.

Ahora que ya sabes cómo tratar tu piel voy a darte unos trucos que te ayudarán sea cual sea el método de depilación que decidas utilizar y que complementarán lo anteriormente dicho:

  • Aplícate un After Sun después de la depilación porque ayudará a calmar tu piel si está enrojecida, además de hidratarla y regenerarla en profundidad. Otra opción más natural podría ser utilizar manteca de karité o gel de aloe vera.
  • Exfolia la piel a menudo entre sesiones para evitar que se entierren los pelitos y se enquisten.
  • Si te depilas por primera vez, evita hacerlo unos días antes de un evento importante (boda, fotos, cena, etc), eliminando así la posibilidad de rojeces indeseadas.
  • Nunca te depiles si tu piel está enrojecida por el sol o lo has tomado recientemente. Tampoco lo hagas si has hecho algún tratamiento de ácidos en la última semana.

Espero que estos consejos te sirvan de ayuda y mejoren, si cabe, el aspecto de tu piel.

Nos vemos en el siguiente artículo.

Etiquetas: , , , , , ,

2 Comments

  • Lucy dice:

    Un artículo muy interesante, Marta. Me surge una duda: ¿cuál es el método que nos aconsejas depilarnos las cejas y el labio superior? Gracias. Saludos!

    • Marta dice:

      Hola Lucy, para depilarte las cejas siempre recomiendo hacerlo con pinzas, puesto que es más preciso que cualquier otro método de depilación, aunque si optas por éste debes tener en cuenta que en la zona del entrecejo el pelo se fortalecerá cuanto más uses las pinzas, obligándote a estar continuamente pendiente de él. Quizás para esta zona concreta yo te diría que usaras la cera.

      Aprovechando tu pregunta, me gustaría decir algo que mucha gente desconoce, y es que si depilas demasiado tus cejas corres el riesgo (no es seguro) de que esos pelos no vuelvan a aparecer. Esto es debido a que arrancar habitualmente el vello de esta zona debilita el folículo haciendo que el pelo deje de crecer.

      En cuanto al labio superior, mi recomendación es usar cera caliente, que como ya he dicho en el artículo, es más apropiada para zonas sensibles.

      Gracias por tu pregunta y por estar siempre pendiente del blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *