¿Qué sabemos de los desodorantes?

¿Qué sabemos de los desodorantes?

El uso del desodorante está muy extendido en nuestra sociedad. Su utilización es muy común y habitual pero sabemos poco de ellos. En el artículo de hoy os hablaré un poco más sobre este cosmético para ayudarte a elegir cuál es el mejor desodorante para ti.

El sudor (formado por un 90% de agua y sales minerales) es una sustancia secretada por nuestro cuerpo que por sí sólo carece de olor. Cuando las glándulas sudoríparas secretan dicho sudor y éste sale a la superficie, entra en contacto con bacterias y microorganismos vivos (beneficiosos para nuestra piel) que hacen que éste adquiera mal olor. Aunque debes saber que no es así para todo el mundo, ya que a un 2% de la población nunca le huele el sudor en las axilas. Esto se debe a la presencia de un gen que inhibe su mal olor. Si este es tu caso no necesitarás utilizar desodorante.

Existen en el mercado miles de marcas de desodorantes, texturas y aromas que podrían clasificarse en tres grandes grupos para que te resulte más fácil escoger el que mejor te convenga:

  • Desodorante: Es un cosmético utilizado únicamente para eliminar el mal olor. Indicado para cualquier persona.
  • Antitranspirante: Se encarga de bloquear las glándulas sudoríparas regulando así el sudor. Si tu sudoración es excesiva (hiperhidrosis), éste es el producto adecuado para tí. Pero tranquila, aunque lo utilices no dejarás de eliminar toxinas a través de la piel del resto de tu cuerpo, sólo se inhibe la producción de sudor en las axilas.
  • Enmascarante: Como su propio nombre indica, enmascara el mal olor con un perfume intenso. Ideal si tu olor corporal no es muy fuerte.

Todos ellos realizan funciones similares pero como puedes ver, están enfocados para públicos distintos.

Para escoger un buen desodorante debes tener en cuenta los ingredientes que lleva en su composición. Para ello, en la mayoría de los envases de todos los cosméticos podrás encontrar el INCI, un listado de todos los componentes que tiene el producto. En el caso de los desodorantes, debemos observar que no lleve ningún ingrediente con el nombre «paraben», un conservante derivado del petróleo que, utilizado a la larga puede llegar a producir alergias y a poner en peligro nuestra salud. Asimismo ocurre con las sales de aluminio o clorhidrato de aluminio, un potente antitranspirante que puede llegar a las capas más profundas de la piel e incluso a la sangre.

Otra cuestión importante a observar cuando escogemos un desodorante es conocer la diferencia que existe entre uno 100% natural u otro 0% químico, y la respuesta es muy simple:

  • El desodorante 100% natural es aquel que no lleva en su composición ningún ingrediente químico, o lo que es lo mismo, se trata de aquel desodorante que puedes elaborar tú misma en casa con ingredientes naturales.
  • Por el contrario, el desodorante 0% químico es aquel que contiene en su formulación el mínimo de conservantes que marca la ley. Además dichos conservantes han sido sustituidos por otros de similares características a los convencionales.

De todos modos, si el olor corporal supone un problema para ti puedes ayudar a evitarlo cambiando algunos hábitos en tu alimentación. Para empezar puedes llevar una dieta pobre en azúcares, evita la sal y el alcohol, ya que está demostrado que aumentan el mal olor corporal. Por el contrario si aumentas el consumo de verduras de hoja verde en tu dieta, el mal olor disminuirá. Asimismo procura beber mucha agua y utiliza ropa de algodón que no sea muy ajustada, evitando así los tejidos sintéticos.

Espero que este artículo os haya ayudado a conocer un poco más sobre los desodorantes y a escoger el más adecuado para cada una de vosotras.

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *