Saca el máximo partido a tu crema facial

Saca el máximo partido a tu crema facial

Mucha gente piensa que para utilizar una crema facial basta con extenderla sobre la piel y ya está. Esto es un error que cometemos habitualmente sin darnos cuenta de que la forma correcta de aplicación de una crema es la clave a la hora de obtener los mejores resultados.

Pero tan importante es saber aplicar una crema facial como escoger la que mejor nos va dependiendo de las necesidades de la piel en cada caso (recuerda el artículo «Aprende a reconocer tu tipo de piel»).

Bien, veamos lo que debes hacer y cuáles son los pasos a seguir para que apliques correctamente tu crema facial, y así poder sacarle el máximo partido.
Comencemos preparando la piel de la siguiente manera:

  • Exfolia el rostro entre una y dos veces por semana. Este paso es importante, ya que ayudas a tu piel a eliminar las células muertas que hacen de barrera impidiendo que la crema penetre bien. Si tu piel es sensible, debes utilizar un exfoliante enzimático cada dos semanas.
  • Realiza una buena higiene diaria para eliminar toxinas y exceso de sebo. Para ello utiliza un buen limpiador que te deje la piel fresca y libre de impurezas, facilitando así el paso de la crema a las capas más profundas de la piel del rostro.
  • Usa un tónico facial que regule y equilibre el pH, preparando la piel para recibir la crema.

Ha llegado el momento de aplicar tu crema facial y no sabes por donde empezar. Continúa leyendo para averiguarlo.

  • Utiliza una espátula pequeña para extraerla del tarro y así evitarás contaminarla de microorganismos y bacterias que puedan estropearla (si la crema viene en formato de tubo no necesitarás la espátula).
  • La cantidad de un guisante será suficiente para rostro y cuello, aunque dependerá del tipo de crema y piel que tengas. Recuerda que no por aplicar más cantidad te hará más efecto, ya que sólo conseguirás obstruir el poro.
  • Calienta la crema entre los dedos de ambas manos y repártela por el rostro (frente, nariz, mejillas, mentón y cuello).
  • Empieza extendiéndola en el mentón y mandíbula con movimientos circulares ascendentes hacia las orejas. Los movimientos deben ser suaves para así evitar la flaccidez.
  • Continúa en el labio superior con movimientos de lisajes horizontales desde el centro del labio hacia las comisuras.
  • Masajea el rictus (surco que se forma desde las aletas de la nariz hasta los laterales de la boca) también con lisajes ascendentes hacia fuera.
  • Los laterales de la nariz, mejillas y sienes hazlo con movimientos circulares suaves hacia fuera.
  • Alisa el centro de la nariz desde la punta hacia el entrecejo, subiendo por la frente con movimientos verticales desde las cejas hacia el nacimiento del cabello.
  • Evita aplicar la crema del rostro en el contorno de los ojos y utiliza en ellos una crema específica. Usa sólo la cantidad de una lenteja para los dos ojos y repártela dando suaves toquecitos con la yema del dedo anular, luego haz lisajes desde el lagrimal pasando por la ojera hacia las sienes y, otra vez desde el lagrimal pasando por el arco bajo la ceja, también hacia las sienes.
  • En cuanto al cuello, reparte la crema desde el mentón, bajando hacia el escote con la ayuda de todos los dedos y la mano plana. Recuerda hacerlo de forma suave sin presionar.

Para finalizar sólo me queda darte dos pautas que debes seguir:

  • Utiliza siempre ambas manos para aplicar la crema y hazlo de forma simultánea.
  • Procura aplicártela siempre después de limpiar bien la piel, ya que así, ésta estará más receptiva y aprovechará mejor los principios activos de la crema.

Espero haberte ayudado a que conozcas mejor la forma correcta de aplicación de cualquier crema facial y te recuerdo que puedes preguntar todas las dudas que te surjan, estaré encantada de responderlas.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *