Aceite corporal para niños y bebés de Apivita

Aceite corporal para niños y bebés de Apivita

Desde el comienzo de este blog os he hablado de productos para cuidar la piel y realzar nuestra belleza natural, pero hoy quiero hacerles un huequecito a los más pequeños de la casa, ya que ellos también tienen su cosmética personal y específica para su delicada piel.

Se trata del Aceite para el cuidado natural con Lavanda y Caléndula de Apivita, fabricado por una empresa griega de cosmética natural que, desde hace más de 30 años elabora todo tipo de productos (lociones corporales, champús, cremas faciales, tintes para el cabello, etc.) elaborados todos ellos con ingredientes naturales de cultivo biológico.

El aceite del que os hablo está enfocado a la hidratación y protección de la piel de bebés y niños, incluso desde su nacimiento. Además se trata de un aceite que puede ser utilizado para tratar la costra láctea en bebés.

En su composición encontraremos aceite de almendras, de oliva y de jojoba, que hidratan la piel nutriéndola, suavizándola y revitalizándola. También contiene extracto de caléndula, muy indicada para la piel delicada de los bebés por ser curativa de las irritaciones y antiinflamatoria (dermatitis del pañal). Como último ingrediente encontramos el aceite esencial de lavanda que resulta calmante y relajante (ideal para ir a dormir).

Para utilizarlo, coge una pequeña cantidad de aceite (dos presiones aproximadamente) y caliéntala entre tus manos. A continuación masajea con suavidad la piel de tu bebé, empezando por sus brazos, pecho, barriguita, piernas y pies, terminando con un masaje en su espalda desde la nuca hacia los talones. Al cabo de unos pocos días de aplicación notarás su piel sin descamaciones, con un tono uniforme, sin granitos y mucho más suave al tacto.

Como ya hemos mencionado antes, también está indicado para tratar la costra láctea, una alteración del cuero cabelludo que se manifiesta con escamas de color amarillento producidas por la toma de la leche materna. Para eliminarla basta con que apliques una o dos presiones de este aceite sobre la zona y lo dejes actuar entre 30 y 60 minutos. A continuación lava la cabecita de tu bebé con su gel habitual. Si eres constante y lo haces a diario, las escamas se irán cayendo por sí solas poco a poco.

Otro punto a favor de este aceite que quiero destacar es el de tener certificado Eco Bio, esto quiere decir que no lleva en su formulación aceites minerales, parabenos, phtalatos (conservantes derivados del petróleo), PCM & NM (componentes para hacer perfumes sintéticos), siliconas, ni gluten. Incluso su aroma agradable y relajante lo hace idóneo para ayudar a conciliar el sueño de tu bebé.

Puedes encontrarlo en farmacias y parafarmacias por un precio que ronda los 17€ el bote de 150ml, aunque también puedes adquirirlo en Amazon por 18€ (gastos de envío incluidos).

Sin duda se trata de un producto que os encantará tanto a nosotras las mamás como a nuestros bebés.

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *