Los 8 mejores aceites esenciales para tu piel. Parte I

Los 8 mejores aceites esenciales para tu piel. Parte I

Cada vez somos más las personas que utilizamos los aceites esenciales, tan efectivos y quizás un poco olvidados en el mundo de la cosmética. Han comenzado a utilizarse hace ya miles de años por la civilización china y todavía en la actualidad son usados por millones de personas en todo el mundo. Son el resultado de la destilación al vapor de las distintas partes de una planta (hojas, flores, tallo o raíces) o fruto, como es el caso del aceite esencial de limón. No debemos confundirlos con los aceites vegetales de primera presión en frío, como por ejemplo el aceite de oliva, de almendras, de sésamo, de coco, etc. Un aceite esencial es un producto muy concentrado, por lo que debemos tener cuidado a la hora de utilizarlo, ya que, muchos de ellos no pueden ser aplicados directamente sobre la piel porque pueden producir irritaciones. Por supuesto no deben ser ingeridos si no es bajo prescripción médica.

Una vez aclarado lo que es un aceite esencial, os comentaré en los siguientes puntos cuales son algunos de sus usos y aplicaciones:

  • Para aplicar sobre la piel. Algunos de ellos deben ser diluidos en un aceite vegetal para evitar irritaciones y reacciones alérgicas.
  • Como aromaterapia en un difusor de aromas o quemador de esencias.
  • Como ambientador y purificador del aire.
  • Para el baño diluido en el agua hasta un máximo de 10 gotas para un adulto.
  • Para hacer productos de limpieza.
    … Y un montón de usos más.

Veamos ahora 8 de los aceites esenciales que más utilizo en mi día a día. Aunque hoy sólo os presentaré los tres primeros, en el siguiente artículo hablaremos de los restantes.

Aceite esencial de Lavanda
Es el más conocido por sus muchas aplicaciones. Puedes usarlo directamente sobre la piel sin diluir y utilizarlo para tratar el acné, regenerar la piel de las quemaduras y prevenir las arrugas (con una gota mezclada con tu crema facial bastará). Además tiene propiedades relajantes y sedantes del sistema nervioso. Si pones unas gotas sobre una gasa o algodón debajo de la almohada te ayudará a conciliar el sueño.

Aceite esencial de Árbol del Té
Al igual que la Lavanda puedes usarlo directamente sobre la piel para tratar heridas, herpes e infecciones. También sirve para tratar el acné por ser un potente regulador de la grasa. Añadiendo una gota en tu champú eliminará los piojos (no lo utilices en niños menores de 2 años). Además es antimosquitos y un buen desinfectante del ambiente.

Aceite esencial de Manzanilla
Puede ser usado como antiinflamatorio o para trata la dermatitis del pañal (diluye en el baño de tu bebé una sola gota de este aceite junto con una cucharada de aceite de almendras dulces).

Esto es todo por hoy, os espero a todos el próximo día con la segunda parte de este artículo.

Etiquetas: , , ,

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *