Maquillaje para novatas

Maquillaje para novatas

El hecho de salir de casa todas las mañanas con nuestro pelo perfecto, el maquillaje y la ropa que nos gusta, hace que nos sintamos bien con nosotras mismas y con nuestra imagen personal, dándonos esa seguridad que necesitamos para relacionarnos con los demás y empezar un nuevo día.

El maquillaje nos ayuda a vernos más guapas, pero no todas lo usamos diariamente, ya sea por falta de tiempo, dinero o simplemente porque no sabemos aplicarlo. Si este es tu caso sigue leyendo y te mostraré cómo con poco tiempo, dinero y experiencia podrás hacerte un maquillaje estupendo con simplemente unos pocos productos básicos.

Empezaremos por limpiar e hidratar la piel del rostro. Haz siempre este gesto antes de maquillarte, ya sea por la mañana o por la noche, de esta forma el maquillaje se verá más bonito y permanecerá perfecto durante más tiempo. Si quieres puedes utilizar una crema hidratante con color o BB cream, ahorrándote la compra de un producto y tiempo en su aplicación. Extiende bien la crema con la ayuda de tus dedos hasta conseguir que la piel de tu rostro tenga un tono uniforme y sin manchas. Esto te servirá como base de maquillaje.

A continuación corregiremos las ojeras. Para eso utilizaremos un corrector fluido que resulta más fácil de aplicar. Deposita un poco de producto en toda la zona de la ojera y en todo el párpado superior, extendiéndolo con la yema del dedo anular (puedes leer más sobre la aplicación de este producto en el artículo «Disimula las ojeras de forma efectiva»). Difumínalo bien para evitar marcas y que parezca que no lo llevas puesto.

Sigamos ahora con el maquillaje de los ojos, dibujando una línea marcada sobre la raíz de las pestañas superiores con un lápiz jumbo (lápiz grueso que puede utilizarse también como sombra de ojos). La podemos dejar así o, por el contrario, la podemos difuminar consiguiendo un color suave, como si de una sombra de ojos se tratase. Para difuminarla, hazlo con el dedo corazón porque te resultará más sencillo, aunque si te manejas bien con los pinceles, utiliza uno de corte oblícuo, que dejará el trazo más grueso en la parte externa del ojo y más fino hacia el centro del mismo.
Marca más la mirada aplicando una máscara de pestañas desde el centro del ojo hacia fuera, y hazlo sólo en las pestañas superiores para dar más amplitud a tus ojos.

Usa colorete en las mejillas, barbilla, frente y puente de la nariz para darle profundidad al rostro. Para facilitarte este paso puedes utilizar un colorete en crema, que aplicarás con los dedos difuminándolo bien para evitar líneas.

Para terminar, maquillaremos los labios. Si no tienes mucha práctica perfilándolos con lápiz, puedes saltarte este paso (aunque el acabado no resultará el mismo) y continuar aplicando el labial que hayas escogido. Puedes usarlo en barra, en lápiz (el jumbo que utilizamos en los ojos, también lo hay para los labios) o en gloss. Si te decantas por este último, procura no aplicar demasiado producto para evitar que se escurra entre los pliegues de la piel del contorno de los labios.

Con esto ya habrás terminado de realizar tu maquillaje. Verás que resulta rápido por su forma de aplicación, económico por los pocos productos que necesitas y sencillo, porque en la mayoría de los pasos sólo utilizas tus manos para aplicarlo. Probablemente la primera vez que lo hagas no saldrá del todo perfecto, pero no debes preocuparte, ya que esto requiere práctica y paciencia. Seguro que la próxima vez te saldrá mejor.

Para cualquier duda o consulta no dudes en dejar tu comentario. Os espero a todas en el próximo artículo.

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *