Adios a los talones agrietados

Adios a los talones agrietados

Hace unos días os hablaba de como cuidar vuestros pies y hoy os traigo un par de recetas caseras muy sencillas que os ayudarán a conseguirlo.

Ten en cuenta que los pies son una de las partes más importantes de nuestro cuerpo y mantenerlos aseados y cuidados es algo que debemos hacer todos los días. Uno de los problemas más habituales que les afectan es la deshidratación de los talones, que a partir del próximo mes se verá incrementada por la acción de la arena de la playa y del cloro de las piscinas formando, en el peor de los casos, grietas indeseadas acompañadas de dolor.

Para evitar que esto os ocurra, la mejor opción es aplicar a diario una crema hidratante. Como ya os he comentado al principio del artículo, aquí os dejo dos recetas muy fáciles de elaborar que mantendrán vuestros pies libres de este problema.

Crema de Aloe vera
Ingredientes:

  • 1/2 taza de gel de Aloe Vera puro (118gr)
  • 2 cucharadas de aceite de coco (30gr)

Elaboración:

  1. Para empezar derrite el aceite de coco a baño María a fuego suave.
  2. Una vez derretido, retira del fuego y añade el gel de Aloe Vera.
  3. Con la ayuda de una espátula de madera remueve enérgicamente cada 10 minutos hasta que la mezcla se enfríe por completo y quede una pasta más o menos densa.

Modo de empleo:
Aplícala todas las noches con un suave masaje insistiendo sobre todo en los talones. A continuación puedes ponerte unos calcetines de algodón y dormir con ellos toda la noche.
Esta crema también te servirá para hidratar codos, rodillas e incluso el cuello y el escote.
Si la guardas en un lugar fresco conservará sus propiedades entre 3 y 6 meses.

Crema de banana y limón
Ingredientes:

  • Una banana madura
  • La pulpa de 1/2 limón

Elaboración:
Tritura ambos ingredientes con una batidora hasta formar una pasta sin grumos.

Modo de empleo:
Aplícate esta mezcla sobre los talones y durezas previamente pulidos con un pulidor o piedra pómez. Luego envuelve los pies en unas bolsas de plástico o film osmótico y deja actuar entre 20 y 30 minutos. La banana aportará hidratación y suavidad, mientras que el limón es bacterizida y refrescante. Pasado ese tiempo aclara la mezcla con agua templada, seca bien los pies y finaliza dándote un masaje con manteca de karité, aceite de coco o con la crema de Aloe Vera que acabamos de ver.
Debes repetir este proceso al menos 3 veces por semana para notar resultados más rápidamente.

 

NOTA: Si quieres potenciar los resultados de cualquiera de estas cremas puedes hacerlo con aceites esenciales (úsalos por separado, no los mezcles), como por ejemplo:

  • 5 gotas de aceite esencial de menta (aporta frescor)
  • 5 gotas de aceite esencial de árbol del té (previene los hongos)
  • 5 gotas de aceite esencial de lavanda (resulta relajante y calmante)

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *