Saca el máximo partido de tus cosméticos II

Saca el máximo partido de tus cosméticos II

En el artículo anterior «Saca el máximo partido a tus cosméticos I» hemos visto ocho maneras de alargar la vida de algunos de tus cosméticos o, simplemente de darles otro uso que quizás todavía no conocías. Como ya habíamos dicho al final de ese artículo, hoy veremos cómo hacer lo mismo, pero esta vez, con tus cosméticos de maquillaje.

  • Si se te está terminando el brillo de labios y no puedes coger más producto porque se ha secado en las paredes del frasco, sumérgelo en agua caliente unos minutos. Verás cómo se ablanda y te resultará más fácil rescatarlo.
  • También puedes usar el brillo de labios para fijar las sombras de ojos de la siguiente manera: pon una fina capa de brillo antes de aplicar tu sombra de ojos y te durará horas impecable.
  • Si se te ha partido una barra de labios y no sabes cómo unir los trozos, derrite las uniones de ambas partes con la llama de una vela y júntalas rápidamente antes de que se enfríen. Luego mete la barra en la nevera y déjala, al menos, dos horas. Si este truco no te funciona, puedes fundir los trozos que se hayan roto a baño maría. Una vez que se hayan derretido por completo, mételos en un tarrito y aplícalos con la ayuda de un pincelito.
  • La máscara de pestañas se ha secado y no te la puedes aplicar. No te preocupes, soluciónalo en un minuto añadiéndole una o dos gotas de aceite de oliva o aceite de ricino, y agítala bien. No sólo recuperarás tu máscara, sino que estarás ayudando a cuidar tus pestañas.
  • Las sombras y los polvos compactos son muy delicados, puesto que es muy fácil que nos caigan y rompan en un descuido. Puedes unir los trozos machacando la totalidad de la sombra con una espátula o mortero hasta dejar un polvo fino. A continuación añade alcohol y mezcla hasta que quede una pasta espesa. Vuelve a rellenar el recipiente original compactándola un poco. Deja que seque completamente (yo suelo dejarlo 24 horas) y volverás a tener tu sombra o polvos como nuevos. Si no quieres hacer todo el proceso anterior, simplemente machaca los trozos rotos hasta formar un polvo fino y mézclalo en un tarrito con tu crema facial hidratante, obteniendo así una crema con color personalizada.
  • Tienes varios labiales que están a punto de terminarse y no sabes qué hacer con ellos, dales una segunda vida sacando lo que queda de cada uno con la ayuda de una espátula pequeña, derrítelos todos juntos a baño maría y pasa la mezcla a un tarrito creando así un color nuevo.
  • Si ya has terminado el eyeliner líquido, no tires el pincelito que contiene. Lávalo bien y te servirá para hacer dibujos en las uñas. Como es muy finito y suave será perfecto para hacer creaciones y diseños exclusivos.

Un último consejo es que te apliques siempre el maquillaje con las manos limpias para evitar contaminar el producto estropeándolo rápidamente. Una vez que lo hayas utilizado procura cerrar bien el envase. Además, debes limpiar al menos una vez al mes tus utensilios de maquillaje (brochas, pinceles y espátulas), no sólo para evitar que entren microorganismos a los productos de maquillaje, sino para mantener dichos utensilios en perfecto estado. Lávalos con un champú suave y acláralos bien con agua templada. Luego puedes aplicarles una mascarilla capilar en el caso de que sean de pelo natural. Por último déjalos secar completamente en posición horizontal sobre una toalla seca.

Como ves, se trata de pequeños trucos muy fáciles y sencillos de realizar que no sólo te sacarán de más de un apuro, sino que te ayudarán a ahorrar unos eurillos que nunca bienen mal.

Nos vemos en el siguiente artículo.

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *