Verdades y mentiras del Aloe Vera

Verdades y mentiras del Aloe Vera

El Aloe Vera, también conocido como Sábila, es usado por el hombre desde el año 3000 a.C., tanto en el tratamiento de enfermedades como en la cura de la piel y del cabello.
Es originaria de África y su nombre, dado por los árabes, significa «amargo». Alguna gente lo conoce como la «planta de la inmortalidad», ya que se han encontrado escritos pertenecientes a la época de Jesús en los que se describía su uso para embalsamar los cuerpos.

Su expansión, al igual que su nombre, se lo debe a los árabes, quienes lo dieron a conocer por Europa. Siglos más tarde, fueron los españoles quienes lo introdujeron en el nuevo continente, América.

Como ya dijimos antes, sus usos son múltiples, desde tratamientos para problemas estomacales, antiinflamatorios, cosméticos, etc, pero actualmente la industria farmaceútica lo ha relegado a un segundo plano junto con la mayoría de las plantas medicinales.

Seguro que alguna vez lo has usado, pero…, ¿conoces todas sus propiedades? En este artículo vamos a ver sólo algunas de ellas (son muchas), sobretodo las relacionadas con la piel. Además descubriremos que no todas la propiedades atribuidas a esta planta son ciertas. Comencemos:

  • El Aloe vera, contrariamente a lo que piensa alguna gente, no cura los herpes, sólo previene su aparición.
  • El gel de Aloe Vera 100% puro es astringente, y por lo tanto, es utilizado para eliminar impurezas y puntos negros (ideal para pieles acnéicas).
  • El Aloe no es hidratante. A los geles de Aloe Vera que dicen serlo, les añaden a su formulación ingredientes humectantes y emolientes, como por ejemplo alantoína, con los que consiguen dicha hidratación.
  • El Aloe Vera es bueno para la piel, no solo regula su ph, sino que además es un desinfectante natural.
  • Es un buen cicatrizante de las quemaduras leves. Los aminoácidos y enzimas que contiene penetran en las tres capas de la piel regenerando los tejidos, evitando así que las células dañadas se mueran.
  • El Aloe Vera puede producir alergias. Aunque se trate de un producto 100% natural, aquellas que tengáis la piel sensible, debéis tener cuidado testando cualquier producto que lo lleve (incluso la pulpa de la propia planta) para descartar posibles reacciones alérgicas. Aplicad una pequeña cantidad de producto en la cara interna del brazo y dejadlo 20 minutos sin tapar. Si pasado ese tiempo no se produce picor ni enrojecimiento de la piel, podréis utilizarlo con total tranquilidad.
  • Aunque se trate de una planta muy buena para la piel, no puede curar heridas. No debéis utilizarla sobre las heridas abiertas, puesto que produce irritación y no las deja cerrar.
  • Cualquier planta de Aloe sirve para su utilización, incluso la que puedas tener en casa, aunque debes saber que si vives en una gran ciudad, la polución que se concentra en el aire hace que dicha planta pierda calidad, en cambio, las que se cultivan en ambientes rurales resultan de mayor naturaleza y efectividad.
  • El gel de Aloe puro es transparente e incoloro. Los geles de color verde que venden en el mercado contienen colorantes artificiales que le restan pureza al producto.

En definitiva, se trata de un producto muy versátil, con muchas cualidades y aplicaciones, aunque, como veis, no todo lo que se cree del Aloe Vera es cierto.

Etiquetas:

2 Comments

  • INGRY dice:

    Hola Marta. Es muy interesante el articulo de la planta de ALOE, en mi casa la tengo siempre , pero la verdad que aprendi algunas cosas que no sabia.
    Un saludo y hasta pronto.

    • Marta dice:

      Gracias Ingry. Precisamente esa es la intención con la que escribo los artículos, para que adquiráis todos los conocimientos posibles y así sacar el máximo partido.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *